Inoculado Con El Evangelio

 

Inoculado Con El Evangelio

 

 

Por

Pastor Edgar Lee Paschall

Iglesia Bautista "Nueva Esperanza"

1661 Griggstown Rd.

Calvert City, KY  42029

 

 

 

 

 

 

Gálatas 1:6‑9

   "Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamo por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema."

 

        El titulo de este mensaje vino como resultado de un predicador que me dijo a m un da, "Muchos de nuestros miembros en la iglesia han sido 'inoculados con el evangelio'". Esta declaración suena bien hasta que se entienda lo que la palabra "inocular" quiere decir. El diccionario de salud dice que "inoculación" es el acto o la práctica de exponer una persona a una enfermedad, insertando materia contagiosa en su piel o su cuerpo.  Después de leer aquella definición uno tienda a decir que ser inoculado con el evangelio es bueno. Pero, cuando el evangelio se oye y el corazón es apasionado sin un trabajo completo del Espíritu Santo, la persona puede hacer una profesión de fe falsa ‑ siendo "inoculado" con una profesión que no da paz y ni satisfacción porque no es real.

        Pero hay un problema ‑ la inoculación al final le protege de contagiarse la "enfermedad".  La inoculación realmente causa a uno ser inmune a la enfermedad para la cual sean inoculados o vacunados.  La enciclopedia declaré que la vacunación es la inoculación de una persona (o animal) para causar inmunidad contra un organismo de infección.

        Estas verdades referentes a "inoculación" me causa llegar a la conclusión que muchos bautistas, así como otras denominaciones hoy, han sido inoculados con el evangelio que en realidad les ha causado tornarse inmune al evangelio verdadero.

        Con estos pensamientos, presta atención, me gustaré usar la inoculación física para hacer una aplicación a la inoculación espiritual del evangelio falso.  Para hacer esto perítame revelar los cuatro siguientes puntos:  1) Inoculación requiere una vacuna.  2) La vacuna debe ser administrada.  3) Inyecciones supletorias son necesarias.  4) Algunas veces una persona todavía adquiere la enfermedad.

 

1. La Inoculación Requiere Una Vacuna.

 

        La enciclopedia dice que una vacuna puede constituirse de formas de vida que están debilitadas en un laboratorio a fin de que crean inmunidad sin darles la enfermedad.  Esto usualmente se hace por doctores  especialistas en inmunología.  La vacuna que desarrollan se constituye de una inyección, o una pastilla llamado "vacuna oral".  Esto quiere decir que las formas de vida han sido manoseadas para crear la vacuna que produce la inmunidad.

        Ahora hagamos una aplicación espiritual.  Pablo habla a la iglesia en Galacia y dijo, "Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo." (Gá. 1:6‑7) En estos versículos vemos el uso de "otro" dos veces en el idioma inglés, mientras el griego usa dos palabras diferentes.  El primer "otro" [en castellano "diferente"] es traducida de la palabra griega "heteros" mientras el segundo es de la palabra griega "allos".  "Heteros" quiere decir otro de un tipo diferente, mientras "allos" significa otro del mismo tipo.  Así, podemos resumir lo que dijo Pablo, "me maravillo que usted es removido a un evangelio de un tipo diferente que no es el mismo tipo nuestro ‑ el tipo salvador."  Este es un resultado del evangelio habiendo sido manipulado o diluido por el hombre, usualmente los "doctores" que han sido clonados por instituciones religiosas que debilitan el evangelio (seminarios prestigiosos).

        El evangelio es las buenas nuevas de la muerte de Cristo, su sepultura, y su resurrección.  El evangelio también incluye el nacimiento virginal, su vida inmaculada, así como también su muerte, su sepultura, y su resurrección. Y también incluye su ascensión, su ministerio de intercesión, y su segunda venida.  Cualquiera que manipula indebidamente o debilita el evangelio en cualquier forma produce a unos "heteros" evangelio, así produciendo una vacuna espiritual que cuando sea administrado causa inmunidad hacia el evangelio verdadero.

 

2. La Vacuna Necesita Ser Administrada.

 

        En el mundo de la salud los instrumentos humanos, como doctores y enfermeras, administran la vacuna. Al comienzo la vacuna fue administrada en forma de una inyección, pero más tarde un método más fácil fue desarrollado ‑ una vacuna oral.

        La manera que Dios administra el evangelio es usando instrumentos humanos.  Romanos 10:13‑15: "porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? Y cómo oirán sin haber quien les predique? Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!"  1 Corintios 3:5 dice: "Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor." Por eso concluimos de las Sagradas Escrituras que nadie será salvo sin la ayuda de un instrumento humano.  Pero el problema es que muchos instrumentos humanos usan una forma debilitada del evangelio usando su plan "envasado" para cada persona que encuentren.

        Por un plan "envasado" quiero decir que usan la misma técnica para cada uno con lo cual tienen trato.  Algunos dicen, "Si usted quiere ir al cielo simplemente levanta su mano y ore esta oración simple, invitando a Jesús en su corazón."  Luego les dicen que son salvos porque oraron "la oración".  El problema es que ésta es una vacuna espiritual que los inocula con el evangelio falso que en realidad los impide recibir el evangelio verdadero más tarde.  Otros usan el plan "el Camino Romano" o las "Cuatro Leyes Espirituales" para toda persona con quienes tienen trato, no importa cuál sea su necesidad. Esto también resulta en que muchos sean inoculados con el evangelio en vez de recibir el evangelio.

        Aún otros refutarían estos métodos recién mencionados como "creencia fácil" y nunca practicarían algo semejante. Sin embargo, usan Romanos 10:13 y ejercen presión sobre aquellos con quienes tienen trato diciendo que le llaman Dios un mentiroso si dicen que ellos no son salvos después de orar porque los oyeron llamar en alta voz al nombre del Señor en su presencia. Esta es simplemente otra forma de vacuna desarrollada por el hombre para inocular a los hombres contra el evangelio verdadero.  Todas estas vacunas espirituales, y muchos otros, aunque no fueron mencionadas aquí, se usan para tener muchos números mientras dejan a muchos inmunes al evangelio ‑ o sea "perdidos".

 

3. Las Inyecciones Supletorias Son Necesarias.

 

        En cuanto a la salud la enciclopedia manifiesta que la inmunización periódica de una inyección supletoria es recomendada con la mayoría de vacunas porque la inmunidad causada por la inoculación inicial puede disminuir con el tiempo.  Por lo tanto, las inyecciones supletorias son necesarias.

        Este punto tiene aplicación actual con todo aquel que ha sido inoculado con el evangelio.  Ellos todos necesitan inyecciones supletorias espirituales del evangelio falso, de vez en cuando, para guardarlos en su condición inmunizada a fin de que no reciban el evangelio y sean salvos.  Cuando la duda entra como resultado de no tener una vida cristiana legítima, los predicadores simples y los consejeros cristianos profesionales tienen sus inyecciones supletorias preparadas para administrar seguridad falsa a fin de que la persona con quien ellos aconsejen se quede inmune al evangelio.  Estas inyecciones supletorias son de varios tipos.

       

1) Esto Es Simplemente El Diablo Haciéndole Dudar.

        Algunas veces ésta es la impresión que una persona recibe por la enseñaza tradicional que ha recibido. Pero, realmente éste es el diablo tratando de decir a la persona que él está bien porque "esto es lo que sucede con toda persona que es salva ‑ ellos dudan." Usualmente el diablo usa algún instrumento humano para mantenerle inmune al evangelio diciéndole, "Esto suena bien para mí."  Predicadores, ustedes no son Dios y una persona perdida que ha recibido la vacuna contra el evangelio verdadero no necesita oír esto de usted. Pues, la gente tienden a ser hinchados con orgullo y agarran más fuerte su profesión falsa cuando en realidad son perdidos.

        Hay aquellos que dicen que una de las formas por la cual usted puede saber que es salvo es por dudarse.  Esto es contrario a la Escritura. I Tesalonicenses 1:5 deja en claro que cuando el evangelio es recibido hay mucha seguridad, al contrario de dudar.  I Tesalonicenses 1:5 dice: "pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros."  Por lo tanto, si uno tiene dudas continuas, entonces es porque ellos han sido inoculados con el evangelio y no son realmente salvos.

 

2) Si usted no está seguro, entonces simplemente resuélvalo ahora.

        Otra inyección supletoria es administrada diciéndole a una persona que está dudando de su propia salvación que simplemente incline su cabeza e invite a Jesús entrar en su corazón.  Nadie puede ser salvo hasta que entiende la realidad que están perdidos.  Y eso requiere a un trabajo completo de convicción del Espíritu Santo para que la realidad está presente en la persona.  Por lo tanto, si alguien intenta usar ésta técnica con otra persona, están administrando una inyección supletoria, causando que esa persona sea inmune al evangelio.

 

3) Usted necesita ser bautizado por ésta iglesia para asegurarse que usted está en la novia.

        He oído esto dicho a alguien que no estaba seguro de su salvación.  El predicador a quien ellos fueron dijo a este individuo, "Lo que usted necesita es ser bautizado por nuestra iglesia para asegurarse que usted está en la novia de Cristo. Podría ser que la iglesia que le bautizó no puede ser capaz de trazar su linaje hasta Cristo mismo, y nosotros, sí, podemos hacerlo."  Ese individuo se sometía a la sugerencia de ese pastor y como que yo sepa todavía se mantiene su falsa profesión.  Hermanos, esto es sólo una inyección supletoria del evangelio que mantiene a uno inmune a la verdad del evangelio, pero es en realidad "regeneración bautismal," lo cual es contrario a las Escrituras.

 

4) Usted va a la iglesia y diezma.

        Esta inyección supletoria es real para mí porque experimentó esto cuando tenía unos 20 años.  Fui al pastor diciéndole que no estaba seguro si era salvo.  Él básicamente me acordó que iba a la iglesia tres veces por semana y pagaba mi diezmo. Y esa declaración (la inyección supletoria) me hinchó con orgullo y me causó quedar inmune al evangelio por años.

 

5) Usted ha tenido respuestas a sus oraciones.

        Muchos administran inyecciones supletorias de esta naturaleza a aquellos que han tenido respuestas a sus oraciones.  Lo hacen citando Juan 9:31, " Y sabemos que Dios no oye a los pecadores."  Citan eso para dar seguridad a otros, sin mirar el contexto.  Un hombre perdido dijo eso a un montón de fariseos. Y eso se basó en su tradición.  La verdad del asunto es que en Hechos 10:31 la Biblia declaré explícitamente que un ángel dijo a Cornelio ‑ un hombre perdido - " tu oración ha sido oída."  Esta declaración es dada para alguien que está dudando su salvación, y no es nada menos que una inyección supletoria espiritual para mantener a esa persona inmune al evangelio.

     Hay muchas otras formas de inyecciones espirituales supletorias que podrían ser mencionadas pero pensamos que estos son suficientes para mostrarle el problema. Muchos en nuestras iglesias son perdidos porque han sido inoculados con el evangelio falso por predicadores y consejeros personales que ponen en cortocircuito el trabajo del Espíritu Santo causando que aquellos con los cuales tienen trato sean inmunes al evangelio.  Y cuando ellos regresan al mismo predicador, les administra una inyección supletoria para guardarles en su condición perdida.  Pablo dijo esto en esencia en Gálatas 1:8‑9, "Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema (maldito )."

 

4. Algunas veces la persona todavía contrae la enfermedad.

 

        A veces aun después de que la vacuna haya sido dada y las inyecciones supletorias son administradas la persona todavía contrae la enfermedad cuando esté expuesta a una fuente potente del organismo viviente. Lo malo de esto en el mundo de salud es que hay unos cuantos que contraen la enfermedad por la cual han sido inoculados.  La parte triste de esto es que en el mundo espiritual hay pocos que encuentran la fuente potente de la verdad del evangelio para que sean salvos. Mateo 7:13‑14, "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan."

        Pero gracias al Señor, por los pocos, muchos han sido salvos a pesar de la vacuna y las inyecciones supletorias que trataron de mantenerlos inmunes al evangelio.  Pablo dijo en I Tesalonicenses 1:5: " Pues nuestro evangelio no vino en usted de palabra sólo, sino que también en el poder, y en el Espíritu Santo, y en mucha seguridad; Como vos sabe qué manera de hombres estábamos entre usted por su bien."  Este "poder" y "Espíritu Santo" se aplican a un trabajo completo de convicción del Espíritu Santo. 

                El Espíritu Santo trabajaba Su trabajo en Hechos 8.  La Biblia se refiere a Su trabajo como la "santificación del Espíritu" en dos versículos. (I Pedro 1:2: " Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas."  II Tesalonicenses 2:13: "Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,"  "La santificación del Espíritu" significa el trabajo de "poner aparte" por el Espíritu Santo en la salvación.

 

  1. Él prepara al pecador.

 

                Él hace esto dando luz a cada pecador. (Juan 1:9: "Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.")   Él hace esto en la creación (Ro. 1:20: "Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa."). Lo cual revela que Dios existe. (Salmos 19:1‑4: "Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol;")  Por lo tanto, cada hombre está sin excusa. (Tito 2:11: "Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,")  Si un pecador diera un paso en la luz que hay un Dios, entonces el Espíritu Santo le causaría  buscar a Dios. (Hebreos 11:6: "Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.")  El eunuco dejó su país en busca de Dios.

       

  1. Él siembra la semilla.

 

                Cuando el eunuco fue a Jerusalén para encontrar a Dios, sin duda él sintió que él había fallado pues él regresaba a casa en nuestro texto tan vacío como él habría venido.  La única diferencia es que él tuvo una copia de una porción de la Palabra de Dios ‑ Isaías 53. 

       

  1. Él ubica el santo.

 

                El Espíritu Santo movió en Felipe mientras él estaba en un avivamiento en Samaria. Pero Felipe obedeció y fue donde El Señor le dijo, encontró la carroza del eunuco, y le oyó leyendo de Isaías 53.  Después de preguntarle si él entendía lo que leía, el eunuco hizo una declaración verdadera en el versículo 31, "¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare?"  El plan de Dios en la experiencia de salvación de toda persona incluye un instrumento humano. (Ro. 10:13‑15: "porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!"  I Co. 3:5: "¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor."

       

       

  1. Él ara el suelo.

 

                El corazón de cada pecador debe ser arado con la reja de arado del evangelio afilado por el Espíritu Santo. Hechos 8:35 manifiesta que Felipe "predicó a Jesús" (el evangelio) al eunuco de Isaías 53.  Esta es la manera del Señor. (I Co. 1:21: "Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.")  El corazón de un pecador debe ser arado si es que alguna vez ha de convertirse en buen suelo para ser salvo. (Mat. 13:23: "Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.")

          

  1. Él produce todo lo que se necesita para ser salvo.

 

                El Espíritu Santo produce convicción que es llamada "convencer" en Juan 16:8. (Juan 16:8: "Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.") "Convencer" significa persuadir y condenar.  Cada pecador debe ser convencido de su pecado de raíz contra Dios ‑ la incredulidad.  También él debe quedar convencido de la justicia de Dios que es Jesús. (I Co. 1:30: "Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;")  Estando convencido, luego viene la convicción ‑ siendo culpable de pecado en contra de un Dios Santo, mereciendo el juicio de Dios que es una eternidad en el infierno.  Pero El Señor no le salva solamente para mantenerle apartado del infierno.  Él le salva para Su gloria.  Convicción debe ser completada con todos los tres ingredientes ‑ el pecado, la rectitud, y el juicio.

                Otro nombre para la convicción es tristeza santa (profunda pena causada por Dios) que opera arrepentimiento. (II Co. 7:10: "Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.")  El arrepentimiento es un cambio de mente, pero más.  Es un cambio de corazón, un cambio de actitud, y un cambio de dirección.  Es dar vuelta a Dios del pecado, ego, y el mundo, y tomando el lado de Dios en contra de usted mismo.

                El arrepentimiento es una obra de Dios y es indispensable si uno ha de ser salvo.  Cuando el arrepentimiento es dado el Espíritu Santo también produce fe.  La fe es un regalo (Efesios 2:8‑9: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.") y no es algo que usted fabrica. 

                Cuando el arrepentimiento y la fe son concedidos,  sólo entonces puede uno obedecer al evangelio, lo cual es arrepentirse y creer.

 

        En conclusión me gustaría decir que una persona que ha tenido la vacuna y las inyecciones supletorias administradas, pero contrae la enfermedad cuando encuentra a un organismo fuerte de la enfermedad, tendrá fiebre y las sacudidas.  En una manera similar cuando uno ha sido inoculado con el evangelio e inyecciones supletorias, cuando tenga contacto con la convicción del Espíritu Santo también tendrá las sacudidas. Espiritualmente será como Jeremías cuando él encontró al Señor ‑ "todos mis huesos tiemblan" (Jer. 23:9). Cuándo convicción santa del Espíritu viene, habrá una sacudida en su alma, pues hay una batalla por su alma.  El diablo quiere su alma y así también el Señor.  Por eso es que el diablo le quiere inoculado con el evangelio para que usted sea inmune a ello y sea perdido para siempre.  Él logra desviar muchos porque Mateo 7:22‑23 dice: "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad."

        Pero el Señor quiere que usted esté expuesto a la convicción del Espíritu Santo a fin de que usted podría recibir el evangelio en poder y seguridad.  Por esto es que Él es tan benigno y bueno hacia usted. "¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?"  (Ro. 2:4)

        ¿Ha recibido usted el evangelio o es usted simplemente inoculado con él?  II Co. 13:5 dice: "Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?"

        La inoculación en el mundo de salud es buena pero no en el mundo espiritual.  Es buena para el diablo pero no para su alma.  Y Pablo en esencia lo dijo, "Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema." (Gálatas 1:8‑9)

 

        Ruego a Dios que este mensaje hable a su corazón concerniendo su condición.  Si usted necesita más información sobre cualquier tema en particular mencionado en este mensaje, entonces simplemente contactase conmigo por teléfono, correo, o correo electrónico.  Si puedo ser una ayuda, por favor, siéntase libre para contactarme.  Soy su amigo y a mí me importa.  También le entiendo.

       

Por Calvario,

Edgar Lee Paschall, Pastor

Iglesia Bautista "Nueva Esperanza"

1661 Griggstown Rd.

Calvert City, KY  42049

Fono: 270‑527‑3864

Correo electrónico: edgarleepaschall@juno.com

 

 

 

 

 

 

 

 

New Hope Baptist Church
1661 Griggstown Road
Calvert City, KY 42029
Church -270-527-3864
Pastor - 270-559-7135
email: edgarleepaschall@juno.com
The Persuader